Helena Vinent trabaja con diferentes formatos que abarcan el video, la fotografía, el texto, la escultura, la performance o la instalación. Su obra artística pone el foco de interés en la construcción identitaria del cuerpo discapacitado, abordando la idea de la construcción humana y posthumana desde su posicionamiento como disca y sorda. Disociación, subtítulos, ruido, no-sonido, aceleración tecnológica, lenguaje, construcción de la verdad, ficción, error, malos entendidos, políticas de control de los cuerpos, prótesis, alianzas y futuros especulativos son designaciones que pueden servir para definir sus líneas de investigación. Desde la reflexión crítica trabaja con proyectos atravesados por el pensamiento crip-queer y se interesa por la producción de nuevos imaginarios que especulan sobre otras realidades posibles y que subvierten las normativas funcionales de los cuerpos. Así, experimenta con la idea de lo que es o no es humano y las consecuencias políticas y físicas de esta concepción, partiendo de la premisa de que en una sociedad capacitista como en la que vivimos el cuerpo asignado como discapacitado no se lee como un cuerpo humano completo.

.