NO NOS GUSTA

En colaboración con Joan Pallé

 

 

Pieza contextualizada en el marco de la inauguración de la Sala Usurpada, un espacio social y artístico okupado y autogestionado. Su propietario legal, el abogado de AYG ASESORES David Gil Fernández, había echado a lxs antiguxs inquilinxs que allí residían pagando un alquiler y actualmente está presionando violentamente a la gente que está allí viviendo para echarlos y así poder derribar el inmueble y construir pisos como estrategia especulativa. La exposición de inauguración proponía reflexionar acerca de naturaleza de ciertas prácticas autogestionadas, estableciendo un metalenguaje entre el espacio y los proyectos expuestos.

 

En esta propuesta site-specific nos apropiamos del rostro de David Gil Fernández de un vídeo del programa Esports Club de TV3 emitido el 26 de Junio de 2013. A la imagen de este individuo se le adhiere una consigna que difícilmente oiríamos de su voz: ‘El afecto sigue sigue siendo revolucionario’. Paralelamente la obra nos habla de la significación política que habita intrínsecamente en la forma en que vivimos, gestionamos y compartimos nuestros afectos y nuestra intimidad.